Saltar al contenido

Alarmas SDT

Desde el año 2011, en España, entró en vigor una nueva ley de Seguridad Privada la cual regula las Alarmas y los tipos de Sistemas de Seguridad que hay que instalar.

Tambien donde se pueden instalar y las formas de verificación de sus saltos de alarma.

La aplicación de esta ley tiene, entre sus finalidades, mejorar la calidad e integridad de los Sistemas de Seguridad.

Así se consigue la profesionalidad del sector de la seguridad. Por ello, se establece una serie de niveles de riesgo que van asociados a la actividad a supervisar y proteger, lo que influye directamente en el diseño de los sistemas.

Grados de Seguridad

Se establecen cuatro grados de seguridad en función del riesgo del lugar en el que se va a efectuar la instalación y la obligación de estar conectado a una Central Receptora de Alarmas, del modo siguiente:

  • Alarma sin cuota o Grado 1, para sistemas de alarma dotados de señalización acústica, que no se vayan a conectar a una central de alarmas.
  • Grado 2 con conexión a una CRA, dedicado a viviendas y pequeños establecimientos, comercios e industrias en general, que pretendan conectarse a una central de alarmas.
  • Sistema de Seguridad o de Grado 3, de riesgo medio/alto, destinado a establecimientos obligados como joyerías, bancos, administraciones de lotería, gasolineras, a disponer de medidas de seguridad, así como otras instalaciones comerciales o industriales a las que por su actividad u otras circunstancias se les exija disponer de conexión a central de alarmas.
  • Grado 4, considerado de alto riesgo, reservado a las denominadas infraestructuras críticas, instalaciones militares, establecimientos que almacenen material explosivo reglamentado, y empresas de seguridad de depósito de efectivo, valores, metales preciosos, materias peligrosas o explosivos, requeridas, o no, de conexión con central de alarmas.

Tipos de alarma